Visita a Emalcsa

1. Panel de Control
1. Panel de Control

El pasado martes 4 de marzo los alumnos de 4º de E.S.O. y 2º de bachillerato de la opción de medioambiente visitaron la estación de tratamiento de agua potable de la Telva situada en el término municipal de Cambre. Dicha estación esta formada por tres plantas con capacidad para tratar hasta 2325 l/s de agua procedente de la cuenca hidrográfica del río Mero.
La visita comenzó con una breve explicación frente al panel de control de la estación y la maqueta de las tres plantas de tratamiento (fotos1 y 2). A continuación realizamos un recorrido a pie por todas las instalaciones (fotos 23 y 24) y por último nos hicieron en el laboratorio una demostración a pequeña escala de todo el proceso (fotos 12-13-14-15-16-17-18).
Actualmente la obtención de agua potable está totalmente automatizada e incluye las siguientes etapas:
1.Captación de agua bruta y desbaste (foto 3 y 4)
2.Bombeo de agua bruta hacia la planta de tratamiento.
3.Adición de reactivos en la cámara de mezcla (permanganato potásico y cloro para la oxidación y sulfato de aluminio para la coagulación-floculación). Foto 5 y 8
2. Maqueta
2. Maqueta

4.Decantación en la que se eliminan los sólidos por acción de la gravedad (fotos 6 y7)
5.Filtración (se usan filtros de arena que son limpiados periódicamente mediante inyección de aire y agua). Foto 9.
6.Desinfección para eliminar organismos patógenos. Se realiza con cloro en estado gaseoso (foto 10)
7.Bombeo del agua tratada hacia el depósito de Alvedro y distribución.
En el año 1996 se incorporó un sistema de tratamiento de fangos de modo que el agua decantada se devuelve al río y el fango se deshidrata y almacena en un silo que es vaciado periódicamente en un camión para llevarlo a un vertedero controlado (fotos 19, 20 y 21)
Hacer llegar agua potable a nuestras viviendas es un procedimiento relativamente costoso. Conviene tener presente que el agua dulce, apta para ser potabilizada es, en general, un recurso escaso de la naturaleza y debe usarse racional y moderadamente, sin derrocharla, pensando en el futuro.